" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"

" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"
" Sólo hay una forma de leer que me convence: leer con toda la piel y el alma expuestas al verbo" © Lucía Conde

23 abril 2016

París




 
El deseo me viaja
por los muslos,
se desliza impúdico
en la ardiente espera.
 
Dejo que convulsione
mi sexo en mis dedos
y gimo en ti,
en el dulce recuerdo
de esos besos prohibidos
que nos damos.
 
Nadie podrá robarnos
el instante
en el que nuestras pieles
nos conversen
sin obstáculo alguno
y escribamos el placer
con letras húmedas.
 
Nadie podrá robarnos
ese beso distinto
libre por fin
tan dulce
que derribe la puerta
de nuestros cuerpos.
 
Sueño contigo
cada noche
y dibujo el momento
 en que París
se convierte
en el cómplice
del amor más bonito
que jamás existió
y sellamos un pacto
sin firmas;
un acuerdo
 sin fecha de caducidad.
 
© Lucía Conde