" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"

" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"
" Sólo hay una forma de leer que me convence: leer con toda la piel y el alma expuestas al verbo" © Lucía Conde

12 diciembre 2015

Querido desconocido: Perdóname


 
Perdóname la urgencia de esta noche.
El deseo absoluto saliendo por mis poros
y las ansias sacando lo más brutal de mí,
dejando tantos años educados
al margen de la más bestial lujuria.
 
Perdóname la falta de preámbulos,
que arañara tu espalda con mis uñas,
que mordiera tu piel con mis dientes,
que la fiera que habita mis entrañas
devorara sin piedad tu falo erguido
sin habernos siquiera presentado.
 
Perdóname el latido de mi sexo
llamándote en la noche con gemidos,
la vergüenza de saber que unos cuantos
nos esperaban al salir del ascensor
para poder mirarnos a los ojos
y juzgar con miradas de desprecio.
 
Perdóname la falta de inocencia,
que lamiera tu miel siendo golosa,
mis piernas enroscadas en tu cuerpo
y el compás desbordado de mi pelvis
mojándose de ti y humedeciéndote.
 
Perdóname la falta de palabras,
el no decir siquiera "buenas noches",
el no saber  siquiera quién tú eres,
la rapidez del acto y la indecencia
de despertarme hoy aún mojada
y  querer repetirlo muchas veces.
 
© Lucía Conde