" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"

" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"
" Sólo hay una forma de leer que me convence: leer con toda la piel y el alma expuestas al verbo" © Lucía Conde

22 mayo 2016

Una tarde diferente

  

Era mayo. Como ahora. 
Yo acaba de romper y ser herida
y dudaba si latía el corazón.
 
Descubrí lo delicioso del pecado;
de dejarse devorar por el placer
hasta no saber si estás en este mundo.
 
Fueron ocho sobre mí las manos tiernas
y la desnudez un campo de erecciones;
un delirio cada éxtasis, un gozo
que excedía lo que había vivido antes.
 
Y dejé de ser persona y fui lujuria,
ardor húmedo entre sus dedos encendida. 
Y olvidé por unas horas la tristeza.
 
Nunca más cedí a un encuentro como ése.
Aún a veces, dudo mucho que existiera
y lo vivo como un sueño que no fue.
 
Fue una tarde diferente que guardamos
en algún cajón secreto en la memoria.

© Lucía Conde