" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"

" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"
" Sólo hay una forma de leer que me convence: leer con toda la piel y el alma expuestas al verbo" © Lucía Conde

10 octubre 2015

Sígueme...



Sígueme.
 
Sígueme ahora, cuando aún es de día.
Puedes agarrarme de la mano
y enredar tus pupilas en mis senos...
o ir un poco detrás,
saboreando los preámbulos de mi ofrenda,
imaginando mil cosas,
fantaseando en mis curvas,
todo excitado ya, desde el principio,
sabiendo que donde vamos
no habrá límites,
que te espera esa impúdica rendición
al placer de la carne.
 
En el confín del bosque
haremos del deseo nuestro altar
hasta agotar las fuerzas.
 
Y llegada la noche,
rendidos, sudorosos... 
tras un breve descanso
en la ansiedad primigenia,
saborearemos en  la oscuridad
el gozo de tenernos sin mirarnos:
del orgasmo de estar
sólo a expensas del tacto,
de la lengua,
 las manos...
susurrando a la noche que no acabe.
 
 © Lucía Conde