" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"

" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"
" Sólo hay una forma de leer que me convence: leer con toda la piel y el alma expuestas al verbo" © Lucía Conde

02 mayo 2015

Por la mañana


 
Amanece en tus brazos mi deseo.

El cuarto está en desorden: es la huella
de una batalla rica en condimentos.

Han pasado diez meses. La lujuria
recupera su tiempo antes perdido
en los cuerpos que al fin se han encontrado.

Nos espera la playa a pocos metros,
los paseos de noche, de la mano,
los helados lamidos de las lenguas...

Nos esperan viajes esperados,
las palabras que añoran los oídos,
y los juegos traviesos por sorpresa.

© Lucía Conde