" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"

" Sólo hay una forma de leer correctamente: leer con toda la piel expuesta al verbo"
" Sólo hay una forma de leer que me convence: leer con toda la piel y el alma expuestas al verbo" © Lucía Conde

28 julio 2015

Una cena cualquiera

                                               

 
Salimos a cenar, cuatro de enero.
Tú insistes en que lleve mi vestido
de escote generoso y tentador,
que atrae las miradas sin vergüenza.

 
Te divierte llevarme de la mano,
que mueva contoneante mis caderas,
sabiendo sólo tú - es una apuesta-
que entre la piel y él no hay nada más.

 
La hora del café se presta al juego:
tu pie descalzo alcanza su objetivo;
haces que mi entrepierna se humedezca...
y que algo en el escote se me eleve.

 
Después, en casa ya...,  la vida es sueño.


 
© Lucía Conde